27 de noviembre de 2014

El SAT-Jaén ante la nueva detención del responsable territorial, Andrés Bódalo


El día 24 de noviembre, el responsable territorial Andrés Bódalo, fue detenido en la sede del sindicato por seis miembros de la Guardia Civil. Fue trasladado a las dependencias del cuartel de la guardia civil de Jaén en lamentables condiciones. Ha permanecido 18 horas en los calabozos del cuartel hasta que ha sido puesto a disposición judicial donde ha estado declarando durante dos horas.

Esta detención se ha producido tras la denuncia interpuesta por la jueza de Baeza Isabel Navas Lozano por  las declaraciones de Andrés después de la detención del pasado 7 de febrero donde le tomó declaración por un supuesto delito de coacciones y amenazas al empresario titular de Ventaria 2005, S.L, empresa de servicios agrarios encargada de la finca de la Rueda cuando se encontraba con otros compañeros interesándose por las condiciones de trabajo en las que se encontraban los jornaleros y jornaleras e informando de los derechos laborales que garantiza el Convenio de Trabajadores/as del Campo de la provincia de Jaén.

Se le imputa un delito de falso testimonio, tipificado en el artículo 458 del Código Penal que puede suponer una pena de hasta dos años de cárcel. La señora Isabel Navas presenta como prueba un video donde nuestro compañero denuncia los intereses especulativos en la finca la Rueda y Casa Baja de los grandes empresarios de Baeza y la relación de estos con la Guardia Civil, el Subdelegado del Gobierno español Juan Lillo y el Juzgado de Baeza

Estamos ante una muestra más persecución que venimos sufriendo desde hace más de dos años cuando empezamos a interesarnos y luchar por la finca la Rueda-Casa Baja. Es importante recordar que esta finca de 600Ht y 300.000 olivos era el pulmón económico de la comarca, que en ella ha llegado a haber 1000 personas trabajándola, y que llevaba más de 3 años parada mientras que el BBVA cobraba la subvención de la PAC (600.000€ cada año), mientras que el paro sigue golpeando a nuestros pueblos, como es el pueblo de Jódar donde el paro ronda el 80%.

La situación social en Andalucía  es alarmante, al igual que en el resto del estado, donde se desahucia a familias de sus casas a diario, donde se criminaliza todo tipo de protestas sociales y donde las y los activistas y sindicalista son apaleadas, multadas y encarceladas. Mientras los causantes de esta situación, los banqueros, los grandes empresarios, la clase política que niegan y nos quita los derechos básicos alcanzados campas a sus anchas.

Por último instamos a Juan Lillo, y a la Guardia Civil, que dediquen su tiempo a perseguir a los empresarios que en esta campaña de aceituna incumple el convenio colectivo, lo que supone la ruina de nuestros pueblos.
Sin más dejamos claro que el Sindicato Andaluz de Trabajadoras/es no va  ser silenciado y que pese a este proceso represivo contra nosotras, seguiremos luchando por la dignidad de la clase trabajadora andaluza hasta las últimas consecuencias

 
 *Adjuntamos el video donde supuestamente se produce el delito.